martes, 27 de julio de 2010

Las veinte casas

Al releer el artículo que hoy publico lo encuentro poco satisfactorio. Aún así me limito a suprimir algunos párrafos en consideración a este formato (recorte al que se verán sometidos todos los artículo, sin excepción). Sirva al menos para comprobar mi evolución como investigadora y como escritora

(publicado en el porfolio de Santiago , año 2000)

En 1920 un grupo de personas residentes en Sama se unieron para formar una sociedad, compuesta por 20 socios, a la que llamaron La Voluntad. El objetivo era construir 20 casas, una por socio, acogiéndose a la Ley de Casas Baratas, de 1911. Al año siguiente adquirirían los terrenos; una finca llamada La Isla, situada en la zona de La Salve, propiedad de Tomás Alvarez Miranda
A principios de 1926 las casas estaban listas para ser habitadas. -Las viviendas se repartieron entre los socios mediante un sorteo- En señal de reconocimiento por la colaboración que la Sociedad Duro-Felguera y en especial su director, les había prestado, propondrían que una de las nuevas calles abiertas llevara el nombre de Antonio Lucio Villegas. El acuerdo favorable se adoptó el 15 de abril de ese mismo año
Que habiéndose constituido en esta villa de Sama, una Sociedad integrada por 20 socios, vecinos de este Concejo, todos obreros y empleados al servicio de las distintas industrias enclavadas en Langreo, con el único y exclusivo objeto de construir 20 casas de las llamadas baratas e higiénicas, una para cada uno, en terrenos sitos en La Salve, propiedad de D. Tomás Alvarez Miranda, con la pretensión de acogerse a los beneficios de la Ley de Casas Baratas, han dado ya término a dichas construcciones, esto es, que las veinte casas están ya en condiciones de ser habitadas […]
Como todos estos beneficios por nosotros recibidos, se deben a la directa intervención del Director general de la Duro-Felguera, D. Antonio Lucio Villegas […], no duda esta Sociedad, […] suplicar a tan digna Corporación se digne conceder el nombre de “Avenida de Antonio Lucio Villegas” a la calle que partiendo del Parque “Dorado” atraviesa la calle de “Ramón y Cajal” con dirección a Ciaño […]
Las casas formaban dos filas, dando la fachada de cada una de ellas a las actuales calles de Antonio Lucio Villegas y Manuel Llaneza. Estaban unidas por unos patios interiores que se comunicaban entre sí. Eran viviendas unifamiliares, de planta baja y semisótano, con un pequeño patio delantero, a modo de jardín. Disponían de cuatro habitaciones, separadas por un pasillo y al fondo de la vivienda se encontraba la cocina, con salida al patio y el baño. Había además una galería.


Los habitantes de estas viviendas formaban una población bastante estable: algunos de sus residentes lo fueron durante más de 20 años. A partir de los años 70 las casas comienzan a desalojarse; ¿los motivos? fallecimiento; traslado de la residencia a Gijón, tras la jubilación (algo bastante habitual en esta cuenca). Por supuesto, también se da el cambio de domicilio dentro del municipio, en busca (suponemos) de una vivienda más moderna.


El nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Langreo, aprobado en 1984 no va a darle a esta manzana de viviendas ninguna protección especial. Según el plan es una zona de edificación cerrada, con un fondo edificable de 14 metros y una altura de edificación de cinco plantas.


A partir de 1985 comienza la construcción de edificios de viviendas en esta manzana. Las primeras en ser demolidas fueron los números 31, 33, 35 y 37 de Manuel Llaneza; las dos últimas, en la calle Lucio Villegas, se derribaron en 1998. En el lugar en que estuvieron enclavadas las veinte casas, existen ahora 121 viviendas.

P.D: en una próxima entrada incluiré los planos de planta y alguna fotografía de las últimas casas.

5 comentarios:

Ismael dijo...

Para cualquiera que viva en una ciudad resulta interesante ver su evolución a través de sus edificios. Personas y edificaciones siguen un ritmo compartido, no nos concebimos sin hogar sea más o menos lujoso.

¿Recordará ahora alguien esos edificios? Sería una interesante aportación y comentario para el artículo. ¿Tuviste alguna noticia cuando se publicó en el portfolio?

Ismael

Amando Carabias María dijo...

Lo cierto es que suena bien la descripción que haces de las viviendas. Parecen un antecedente de lo que ahora se llaman pareados o así.
Me gusta la expresión Casas Baratas e higiénicas. En los años treinta, el lenguaje era menos extraño que el de hoy que queremos disfrazar todo con circunloquios y otros atuendos que sin decir digan pero despisten. Casas baratas. Y todos entendemos lo que había que entender: materiales sencillos, pero nobles, hechuras dignas pero sin alharacas, superficies no muy grandes, agua corriente, luz... La humildad y la pobreza no son sinónimos de la miseria, más bien de la dignidad.
En Segovia, después de la Guerra Civil, se construyeron algunas casas de similares condiciones a las que cuentas (Colonia Pascual Marín). Hoy están siendo reformadas por la generación de los hijos de quien las adquirió. Sospechosamente tienen una altura más.

loquemeahorro dijo...

"En el lugar en que estuvieron enclavadas las veinte casas, existen ahora 121 viviendas"

Si lo piensas es alucinante ¿verdad?

Qué gran verdad lo que dice Amando, lo de "casas baratas" es un término impensable, hoy en día.

xGaztelu dijo...

Me parece interesante esto de las promociones de viviendas de un grupo homogéneo, un poco como las colonias históricas de Madrid: espero ver esos planos que anuncias …

xG

l'archivadora dijo...

Ismael, cuando escribí el artículo intenté hablar con uno de los antiguos habitantes pero al final la persona que me iba a poner en contacto no pudo hacerlo.

Amando, ahora nos empeñamos en disfrazar la realidad utilizando términos tremendamente sonoros y completamente vanos. A partir de los años cuarenta los proyectos de este tipo de viviendas ya las denominaban "económicas" -ya comenzaban a dulcificar el nombre.
Me gusta que cites ese caso segoviano; seguro que existirán más semejanzas y paralelismos. ¡No somos tan originales como nos gusta pensar! :)

Loque, estamos invadidos por el lenguaje políticamente incorrecto. En cuanto al ¨"aumento" de población si que resulta sorprendente (tuve el humor de buscar todos los proyectos y hacer el cálculo de total de viviendas resultantes)

xGaztelu, prometo fotos y planos a la vuelta de vacaciones -ahora no voy a tener tiempo. Y hay otra "promoción" llamémosle así que me resultó bastante curiosa. Ya os hablaré sobre ella.